Contenido principal del artículo

Joaquín García-Medall
Universidad de Valladolid
España
Elisa Arranz López
Universidad de Valladolid
España
Vol. 21 (2015), Notas
Recibido: 04-09-2015 Aceptado: 18-12-2015 Publicado: 01-06-2016
Derechos de autoría Cómo citar

Resumen

El estudio de las capacidades lingüísticas de niños y adolescentes con síndrome de Williams se basa actualmente en el alcance de sus déficits pragmáticos. Sin embargo, poco se sabe sobre los trastornos de comportamiento que presentan los adultos con dicho síndrome. Tras someter a uno de estos adultos a una batería de pruebas psicológicas (DSM-IV-TR, MCMI-III y MMPI-2-RF, se puede afirmar que aparece un grave trastorno de personalidad no especificado o personalidad «mixta». Tales hallazgos sugieren que el discurso falsamente fluido, la estereotipa temática o la pérdida de categorías gramaticales pueden ser fruto de una tendencia a lo obsesivo-compulsivo, la hipomanía, la hipocondría, la paranoia, la confusión mental, la esquizofrenia o la deseabilidad social elevada, entre otros muchos estados psicológicos alterados. El problema parece ser la imposibilidad de «leer» estados mentales ajenos y de actuar en consecuencia. Parece adecuado concluir que la paciente con síndrome de Williams no es capaz de adaptarse al mundo que la rodea desde la perspectiva de la teoría de la mente.

Detalles del artículo