Contenido principal del artículo

Ol'ga Lisyová
Universidad de Presov
Eslovaquia
Vol. 17 (2011), Artículos
DOI: https://doi.org/10.15304/m.v17i0.213
Recibido: 08-05-2012 Aceptado: 08-05-2012 Publicado: 08-05-2012
Derechos de autoría Cómo citar

Resumen

Dedicamos este breve estudio al proceso de desemantización de los signos lingüís-ticos que participan en el proceso designativo e identificador de personas y a su continua insti-tucionalización, basándonos en la teoría de F. de Saussure sobre la arbitrariedad del signo lin-güístico. En nuestra investigación aplicamos los postulados de esta teoría para demostrar que las particularidades semánticas (y por consiguiente, gramaticales) del nombre propio se deben, por un lado, a la especificidad de su función identificadora, y, por otro lado, al continuo proceso de desmotivación semántica que los convierte al final en signos arbitrarios (semejantes a los nombres apelativos). Llama la atención la forma específica de nombres de pila españoles (sus-tantivos abstractos y concretos, adjetivos) que se explica en parte por las tradiciones religiosas en España y advocaciones marianas. Este procedimiento sirve de intermediario entre la base motivadora primaria y la forma arbitraria final de nombre de pila (Concepción, Lágrimas, Socorro, etc.). A su vez, los nombres propios motivados por fitónimos y piedras preciosas encierran en sí una fuerte carga simbólica y expresiva.

Detalles del artículo