Contenido principal del artículo

Daniel Martín Sáez
Universidad Autónoma de Madrid
España
Vol. 39 Núm. 1 (2020), Estudios
DOI: https://doi.org/10.15304/ag.39.1.5703
Recibido: 27-12-2018 Aceptado: 18-07-2019 Publicado: 09-12-2019
Derechos de autoría Cómo citar

Resumen

Gustavo Bueno intentó definir la filosofía en dos obras que han marcado su sistema durante más de cuatro décadas: El papel de la filosofía en el conjunto del saber (1970) y ¿Qué es la filosofía? (1995). Planteamos una crítica global a esa definición, que consideramos incompleta, y proponemos completarla, redefiniéndola a una nueva escala. Mantenemos que su “filosofía de la filosofía” se centra en aspectos “sustanciales” (“Geometría de las Ideas”), olvidando los componentes “modales” (filosofía como actividad o modo de vida), lo que le habría llevado a una visión de la filosofía como “especialidad”, en perjuicio de su cariz “imperativo”, imposible de asimilar por ningún “saber” o “taller” concreto, lo que además ayudaría a explicar la racionalidad de las definiciones clásicas de filosofía.

Detalles del artículo