Contenido principal del artículo

Edilia del Carmen Jaque Castillo
Departamento de Geografía. Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Geografía. Universidad de Concepción, Chile.
Chile
http://orcid.org/0000-0002-6081-4204
Biografía
Jesús Horacio García
Universidade de Santiago de Compostela
España
Valeska Córdoba
Universidad de Concepción
Chile
Jorge Quezada
Chile
Núm. 29 (2017): Catástrofes y desastres, Artículos
DOI: https://doi.org/10.15304/s.29.4152
Recibido: 29-06-2017 Aceptado: 30-11-2017 Publicado: 28-12-2017
Derechos de autoría Cómo citar

Resumen

Las características tectónicas del margen continental chileno y su intensa y constante actividad sísmica, explican un nutrido historial de eventos catastróficos como sismos y tsunamis. La catástrofe más reciente es la acontecida el pasado 27 febrero de 2010, terremoto y posterior tsunami. Sin embargo, a pesar de este extenso historial no existe en Chile una respuesta organizada a través de generación de políticas públicas que aborden una gestión integral de riesgo de desastres, sobre todo por que predomina un enfoque unifactorial que se centra en las amenazas.

Este estudio indaga, a partir del conocimiento de la amenaza de tsunami, los niveles de vulnerabilidad de los habitantes de las zonas potencialmente inundables en las comunidades costeras de la región centro-sur de Chile. En este contexto, se analizan diversos tipos de vulnerabilidades en la localidad costera de Quidico (Provincia de Arauco, Región del Biobío), con el fin de aportar una visión del desastre desde la vulnerabilidad global, es decir, el efecto de la ocurrencia de un fenómeno natural en las personas y su respuesta ante él.

Los resultados nos indican que existen altos niveles de vulnerabilidad socioeconómica, conjugados con altos niveles de vulnerabilidad educativa, organizacional y política. Esto se traduce en una vulnerabilidad global que predomina en el 80% de las zonas analizadas, y que nos permite concluir que la conformación de una costa de rápido acceso a las zonas de altura y un nivel de conocimiento no formal de la Comunidad, sino más bien ancestral, fue determinante en que las  pérdidas de vidas humanas fuese tan baja.

Detalles del artículo